Mariano Oreja con nueve años, todo un lechón

Y es que antes esto no pasaba.

1 comentario:

Casi un Dios dijo...

je........... tal vez el mundo seria mejor si los maestros se dedicaran de verdad a su trabajo.... o si los niños les pusieran atencion...