El estadista Mao Tse-Tung anunció

Un poco de terror siempre es necesario.
Al igual se le fue la mano.