Antología de la Salvación. Decimonovena parte.

Me imagino la salvación como aquel estado del protagonista del libro “Misery” de Stephen King.

En cama notaba como las olas del mar le llevaban de la mano hacia algún lugar.

Ese rumor que te acerca a lo desconocido.

Magullado y dolido encuentras alguien que te cure, que te ayuda, que siente devoción por ti. Sin dudar te dejas llevar, solo sabes que sigues vivo, lo sientes.

No hace falta mucho para escuchar ese rumor de olas, el salitre, el contacto de la arena, ya viene, solo debes de hacer una cosa y decirla una y otra vez; ven, ven, ven…