Hoy me encuentro regular


Me despierto despeinado del vacío que has dejado, ya me voy acostumbrando.
Y ahora empieza a clarear que ironía la verdad, hoy me encuentro regular.
Cada vez que caígo, alguien sufre daño.
Si te busco encuentro, sólo sucedáneos.
La simpatía irracional que siempre sentí por tí, a grito pelao va tocando ya su fin.
Me viene fatal la crisis y este estado permanente correrás la misma suerte.
Cada vez que caígo, alguien sufre daño.
Los recuerdos rancios que dejaron rastro.

Sólo un sucedáneo.
Sólo un sucedáneo.
Sólo un sucedáneo.
Sólo un sucedáneo.