Ya no hay sorpresas

La puse hace tiempo, pero creo que con la letra se entiende mejor.



Un corazón lleno como un vertedero de basura,
un trabajo que mata lentamente,
contusiones que no se curan.
Te ves tan cansado e infeliz,
derroquemos al gobierno,
ellos no, no hablan por nosotros.
Elijo una vida tranquila,
un apretón de manos de monóxido de carbono.

Sin alarmas y sin sorpresas,
Sin alarmas y sin sorpresas,
Sin alarmas y sin sorpresas,
Silencioso silencio.

Este es mi último exabrupto,
mi último dolor de estómago.

Sin alarmas y sin sorpresas,
Sin alarmas y sin sorpresas,
Sin alarmas y sin sorpresas, por favor.

Esta bonita casa,
y este bonito jardín.

Sin alarmas y sin sorpresas,
Sin alarmas y sin sorpresas,
Sin alarmas y sin sorpresas, por favor.

3 comentarios:

Petardo Contreras dijo...

No funca freak, no funca

Divertimento dijo...

Disponible.

Bit dijo...

Mucho tiempo ausente y ahora todo de golpe.